Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Algunas ideas sobre el conflicto Israel - Palestina

Publicado en por Carlos A. Campuzano

Llevo ya un poco más de un mes en el que no he escrito nada, ni aquí ni en ninguna otra parte. Será quizá por el calor del verano que lo único que provoca en mí es somnolencia, intenciones de escribir sobre historias soporíferas que me bloquean hasta a mí, que me gustan las cosas densas.

El caso es que hoy me he levantado un poco así, como va todo este último mes, con somnolencia y al meterme en Internet, he tenido tan mala fortuna que la primera página que he abierto me proponía esta noticia sin haber tomado yo mi religioso té de la mañana (bebo té verde, porque el café me pone muy nervioso), de manera que lo he leído sin haber activado mis filtros emocionales:

Y ahora digo yo, con toda la rabia del mundo, con lágrimas en los ojos; ¡malditos hijos de puta! Porque estoy harto, al igual que quizá una gran mayoría de personas que no comulgan ya más con la propaganda sionista, de los abusos del estado de Israel y su impunidad justificada en la tragedia que vivieron sus antepasados; tragedia a la que estos sujetos (cuando hablo de sionistas no hablo del pueblo judío en general, sino de aquella pequeña porción xenófoba e intolerante que considera que ellos son el pueblo elegido por una figura abstracta a la que llaman dios y que el resto somos una mierda pinchada en un palo) recurren constantemente argumentando con falsedad que el mundo árabe no acepta la existencia del estado de Israel y que por ello tienen derecho a defenderse.

Primero. Sí, tienen derecho a defenderse; al igual que lo tiene el pueblo constantemente vapuleado de Palestina. Segundo, la Liga Árabe desde hace casi treinta años que reconoce el derecho de existir de Israel (más que nada porque no les queda otra opción, también sea dicho de paso). Tercero, el actual conflicto no es porque no se le reconozca al sufrido pueblo judío su derecho a existir. Es más bien porque el estado sionista (el sionismo es básicamente, en su versión más ortodoxa, un nacionalismo radical. Si me siguen, conocerán mi opinión sobre esto, si no, les dejo un enlace y así me hago publicidad también, jeje) de Israel no reconoce el derecho a existir de un estado que lleva tratando ser desde tiempos inmemoriales, sometido por una lista de imperios que actualmente no se hacen responsables de la tragedia que han causado, o porque ya no existen o porque simplemente son unos caraduras.

Esto no es una consigna radical contra el pueblo judío al que debemos tanto y al que nuestra civilización ha maltratado injustamente a lo largo de la historia. Es sólo una consigna contra la injusticia sostenida por nuestros gobiernos, que son muy rápidos al imponer sanciones a países sospechosos apenas de violar los derechos humanos; pero que no son capaces de mover un dedo contra un estado que sistemáticamente se los pasa por el forro. Y esto es un hecho, aunque los defensores de estas barbaries justifiquen que lo hacen porque los otros no quieren dejarles existir.

Todo lo demás, los cohetes, Hamas, los conflictos civiles palestinos, la pobreza, la ignorancia, el radicalismo islámico, es en gran medida responsabilidad también del estado de Israel. Porque aunque ellos lo llamen terrorismo, es en realidad la lucha de un pueblo por el simple derecho a existir. Lucha que el pueblo judío, más que ningún otro pueblo de nuestro planeta, debería ser capaz de comprender.

Pido disculpas por mis exabruptos lingüisticos.

Les dejo con una gran intervención de Norman Finkelstein, quizá el mejor analista que existe del conflicto palestino.

Comentar este post