Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Hurgando en la historia

Hurgando en la historia

Relatos, historias, mitos, leyendas... Todo esto forma parte de quiénes somos y por qué somos lo que somos.


De hadas brujas y madrastras (III)

Publicado por Carlos A. Campuzano activado 3 Febrero 2014, 11:46am

Etiquetas: #Cuentos de hadas, #Hermanos Grimm, #Caperucita Roja, #relatos orales, #Francia, #Cuentos infantiles

De hadas brujas y madrastras (III)

Cuando hablamos de cuentos infantiles de los hermanos Grimm, siempre nos vienen a la cabeza historias entrañables como Caperucita Roja, o Rapunzel o Hansel y Gretel. Todas estas historias tienen el elemento común de que son protagonizadas por niñas pre-adolescentes (sí, en Hansel y Gretel la protagonista es en realidad Gretel, pues es ella quien se carga a la bruja a lo bestia cocinándola en su propio caldero y libera a su hermano). Todos estos cuentos cumplen una labor de formación para la vida de las mujeres de la Edad Media.

Me gustaría en este post hablar un poco de Caperucita Roja, más que nada porque es algo que realmente domino y me parece muy interesante e ilustrativo en cuanto a lo que eran estos relatos.

Caperucita Roja va por el bosque recogiendo flores.

Caperucita Roja va por el bosque recogiendo flores.

La discusión sobre si esta historia tiene un origen francés o alemán es puramente académica, ya que al fin y al cabo es un cuento tradicional de Europa Central y se limita a decidir quien la transcribió primero, si los hermanos Grimm o Charles Perrault, siendo este último en verdad el primero en publicarla.

La historia en sí nos habla de una niña a la que su madre le pide que lleve víveres desde la aldea a su abuela que vive al otro lado del bosque (en aislamiento). Para entender bien en qué consiste realmente y de qué va este cuento, hay que analizar con cuidado su simbología. La chiquilla va de su madre a su abuela en un camino recto, antes de salir le dice su madre que no se entretenga. El camino representa la vida; del vientre materno a la vejez, en el camino se madura, se aprende, se adquiere experiencia. Una vez en el bosque, la muchacha se cruza con un lobo, pero ella en lugar de asustarse (yo no sé ustedes, pero si yo me encuentro con un lobo estaría extremadamente acojonado), le habla (¡más aun si habla!), este le cuenta que hay unas flores muy bonitas y que seguro a su abuela le harían mucha ilusión. Caperucita entonces decide que quiere recoger flores para llevarlas a su abuela, mientras tanto el lobo va y hace lo suyo para poder tender una trampa a la joven. Y digo yo que se ha complicado la vida, porque por comérsela, la tenía ahí a mano en ese instante.

Aquí nos detendremos un momento para analizar una cosa, las flores. Las flores son básicamente el órgano reproductivo de las plantas, a través de ellas liberan polen mientras que la parte femenina lo recibe y bueno. Que la chiquilla se tiró horas recogiendo flores, hasta que no le cabían en los brazos, hasta que estuvo cansada de ello, hasta que no pudo más. No sé si está quedando claro. Por si acaso añado la siguiente imagen, que es más o menos así como veo yo el tema cuando llego a este punto de la historia.

Caperucita Roja va por el bosque recogiendo "flores".

Caperucita Roja va por el bosque recogiendo "flores".

Una vez nuestra heroína se ha hartado de las flores, ha decidido continuar con su camino y llegar a casa de su abuela. En donde el lobo se la ha comido y todo eso y se ha hecho pasar por la abuela en la cama. Aquí tiene lugar el famoso diálogo entre la chica y el lobo sobre el tamaño de algunas partes de su cuerpo. No puedo dejar de reiterar que el lobo la espera en la cama, lo menciono por si no se ha caído en ello aun.

El lobo casi se come a Caperucita Roja, esto ya depende de la versión, pero todas coinciden en la llegada de un cazador con un rifle o un hacha (dependiendo también de la versión. Esto da igual, ambos son símbolos fálicos), que mata al lobo y curiosamente, después de abrirlo, sacar a la abuela o a Caperucita, le llena el vientre de rocas, como queriendo indicar que dentro de él, todo es yermo ahora, sin vida, estéril y como tal, inútil.

Caperucita Roja puede parecernos a nosotros, la gente de hoy en día, un cuento lleno de fallos argumentales, de cosas sin sentido. Pero estaba destinado a ayudar a las mujeres de la Edad Media a reconocer los peligros en la vida, a los depredadores sexuales que se encontrarían en su camino y las consecuencias de equivocarse a causa de un instinto sexual descontrolado. Si abordamos esta historia de esta manera, comprendiendo las metáforas y su mensaje. Podemos entender por qué se ha preservado a lo largo del tiempo, transmitiéndose de madres a hijas a la hora de dormir durante cientos de años; tanto que su simbología está incrustada en lo más profundo de nuestro subconsciente.

Mas adelante hablaremos de más cuentos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts