Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Hurgando en la historia

Hurgando en la historia

Relatos, historias, mitos, leyendas... Todo esto forma parte de quiénes somos y por qué somos lo que somos.


300. O mejor aún, la Batalla de las Termópilas (I)

Publicado por Carlos A. Campuzano activado 13 Marzo 2014, 11:46am

Etiquetas: #Batalla de las Termópilas, #Imperio Persa, #Guerras Médicas, #Esparta, #Atenas, #300, #Batalla de Maratón

300. O mejor aún, la Batalla de las Termópilas (I)

Hace unos días se estrenó la secuela de la película 300 con mayor o menor gloria, eso ya depende. Yo aun no la he visto, pero si ha traído de nuevo a mi memoria lo que fue la primera peli. Una buena peli. Lo que pasa es que como amante de la historia me suele fastidiar un poco el hecho de la distorsión de hechos reales y las licencias que se suele tomar Hollywood en este campo. En fin, que no quiero realmente hablar de la película en sí sino de lo que fue la Batalla de las Termópilas en realidad.

Bueno, todo comenzó un día en que a algunos griegos les dio por irse a vivir a Asia. Allí, cual israelitas, construyeron asentamientos que podrían considerarse ilegales de no ser porque la antigua Grecia era un conjunto de ciudades cada cual a su propia bola y porque al recién formado Imperio Persa le salió de lo más profundo de su corazón dejarles vivir en sus recién fundadas colonias con la condición de hacerse súbditos del imperio. Lo que pasa es que para estos colonos griegos eso de ir a su propia bola era algo que tenían incrustado en el ADN y no había manera de sacárselo, al menos de manera pacífica. Esto fue lo que descubrieron los persas, así que no vieron otra salida que quitárselo a hostias (si el término ofende cámbiese por trastazos o bofetadas). Y así fue, se sofocó la rebelión de los jonios (así se llamaban estos colonos griegos). Pero hubo un detalle que no le gustó nada a Darío I, emperador persa. Los jonios fueron financiados por los pueblos de la Grecia continental (je, ¡como Israel y sus colonos!).

Dario I. Fotografía de la época.

Dario I. Fotografía de la época.

Como decía, el hecho de que los jonios hubiesen sido apoyados por atenienses y otras ciudades menores no sentó bien en el corazón del imperio. Así que Darío se puso serio o bueno, quizá contento también, porque vio que tenía una excusa para hacerse con los territorios griegos. Envió emisarios a Grecia pidiendo agua y tierra. Esto puede parecer una tontería, pero es que esta petición era un símbolo de sumisión al Imperio Persa. Muchas ciudades estado se sometieron, los atenienses, en cambio, capturaron a los emisarios, los sometieron a juicio (las democracias siempre tan civilizadas) y después los arrojaron a un foso. Los espartanos en cambio, los arrojaron al foso directamente (es por eso que el ser mensajero es una profesión de riesgo y de ahí viene la súplica: ¡por favor no dispares al mensajero! o no lo tires al foso, en su defecto). Y es que Esparta no había apoyado a los jonios ni pintaba nada en este lío. Así que todo esto les importaba muy poco. Y así, con estos acontecimientos empieza la primera Guerra Médica (que no tiene nada que ver con los recortes en salud del buen gobierno de Rajoy ni nada de eso).

Batalla de Maratón... palizón!!!!

Batalla de Maratón... palizón!!!!

Pues eso, los persas entonces se movilizaron intentando llegar a Atenas. Primero tomaron la isla de Naxos, luego desembarcaron en Eretria tomando la ciudad también. Después, volvieron a sus barcos para desembarcar en la bahía de Maratón, en una llanura al norte de la ciudad de Atenas. Allí, en Maratón, los atenienses les plantaron cara a pesar de la aplastante superioridad numérica de los persas. Pero para Darío y los suyos los números no fueron los suficientes, pues después de días sin decidirse ninguno de los dos bandos a atacar, la iniciativa la tomaron los griegos que dieron tal paliza a los persas (perdieron más de 6 mil hombres mientras que los atenienses y sus aliados solo cerca de 200) que tuvieron que volver a casa todos humillados y tristes.

Así terminó la primera Guerra Médica. Esparta no participó en ella, pues como se dijo antes, no pintaban nada. Aunque igual les pidieron ayuda, pero ellos estaban de parranda celebrando algo de Apolo o una cosa así. El caso es que igual sí enviaron gente que llegó después de la batalla de Maratón. Eso sí, llegaron justo para las celebraciones, que se institucionalizaron a partir de entonces. ¡Se hacía una carrera! y por eso conocemos esto de correr por una ciudad o por caridad o por lo que sea como una "maratón".

Con esto, queda ya montado el escenario para la famosa batalla de las Termópilas, pero eso... luego.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts