Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Hurgando en la historia

Hurgando en la historia

Relatos, historias, mitos, leyendas... Todo esto forma parte de quiénes somos y por qué somos lo que somos.


Finalmente, Drácula de Bram Stoker

Publicado por Carlos A. Campuzano activado 5 Marzo 2014, 12:57pm

Etiquetas: #Bram Stoker, #Drácula, #vampiros, #Era Victoriana, #Londres, #Transilvania, #Oscar Wilde, #Expulsión del Edén, #gótico

Finalmente, Drácula de Bram Stoker

Abraham Stoker nació en Irlanda, en la parte católica, y aunque realmente estudió para ser matemático, fue en la misma universidad en dónde se interesó por el teatro. Así conoció a grandes actores y tal, ya que administraba uno de los teatros más importantes de Londres. El caso es que Bram Stoker estaba relacionado con muchos de los escritores británicos de la época como Oscar Wilde o Conan Doyle. En algún momento conoció también a un viajero húngaro llamado Ármin Vámbéry (sí, lleva dos acentos) que traía historias de terror de los Cárpatos, un tema que le interesó a Stoker, ya que desde entonces se dedicó a investigar historias del folclor europeo. Es así como terminó escribiendo Drácula, la obra por la que sería recordado en adelante.

Que grande está Gary Oldman en esta peli...

Que grande está Gary Oldman en esta peli...

Bueno, ya hablamos de Stoker, ahora me gustaría hablar de la novela en sí. Cuando la leí me resultó fascinante. Drácula es la lucha constante entre la oscuridad y la luz. Entre lo inmoral y lo ético... Quizá para comprender esto hay que verlo desde la perspectiva de la época en la que se escribió la novela, la era victoriana.

La era victoriana representaba para la gente de finales del siglo XIX el triunfo definitivo de la razón sobre la superstición. Las personas "civilizadas" tenían el objetivo de ser virtuosas e ilustradas y todo esto queda reflejado en la novela de Stoker. Y es en este espacio en el que Drácula tiene lugar. Es la lucha de la luz que proporciona la razón y esa virtud contra la oscuridad de las tradiciones antiguas, de la superchería, de la moral laxa. Drácula le dice a Jonathan cuando están en su castillo en Transilvania mientras los lobos aúllan a lo lejos en la noche: "Escúchelos, escuche a los hijos de la noche", estableciendo que él mismo es la oscuridad, que él representa el miedo a la falta de luz. Esa luz que es el conocimiento. Drácula es lo misterioso, lo desconocido. Algo que da miedo pero que a la vez atrae, genera curiosidad, incluso morbo. Esto ocurre porque el viejo conde representa el animal que todos tenemos dentro y que puede surgir en cualquier momento. Es el símbolo de nuestra naturaleza animal reprimida gracias al uso de nuestra razón, elemento que nos lleva a ser parte de una comunidad, a ser lo que entendemos como seres civilizados. No es casual que los héroes de la historia sean un holandés, un estadounidense y dos británicos. Todos ellos ciudadanos de países protestantes. Con esto Stoker traslada este enfrentamiento al ámbito geo-político, el norte (ilustrado) contra el sur (superstición, sometido a la iglesia).

Mina y Lucy... la perdida de la inocencia

Mina y Lucy... la perdida de la inocencia

Es en este punto en donde vemos el rollo gótico de todo. Lo viejo se derrumba, se cae a pedazos, es un vestigio de un pasado glorioso pero que ya no tiene lugar en el nuevo mundo victoriano. Por eso Drácula abandona su castillo y se va al centro del universo de la época. Pero se lleva su oscuridad con él, provocando terror entre la gente de Inglaterra. Seduce a la inocente Lucy, un ejemplo de virtud que se corrompe, que se deja llevar por sus instintos más bajos, por eso ella se convierte en un animal, en un ángel caído. Es la historia de la expulsión del Edén una vez más, tan importante y básica en toda la ciencia ficción.

Lucy es tan distinta a Mina, quien es de virtud intachable, buena esposa y amante devota. Mina también es seducida, aunque gracias a esa virtuosidad resiste hasta el final, luchando por su alma sin dejar de amar a su esposo y a sus seres queridos, protegiéndoles de sí misma.

Esto es, por encima, Drácula. Me dejaré los elementos obvios como el gran uso de la simbología; colores, colmillos, esas cosas. y es que digo... lean la novela. La peli está bien. Pero como siempre en estos casos, no es lo mismo.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts