Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Hurgando en la historia

Hurgando en la historia

Relatos, historias, mitos, leyendas... Todo esto forma parte de quiénes somos y por qué somos lo que somos.


De cómo nace un imperio (V) "Espartaco, Craso y Pompeyo Magno"

Publicado por Carlos A. Campuzano activado 7 Abril 2014, 19:25pm

Etiquetas: #Imperio Romano, #Republica Romana, #Roma, #Espartaco, #Marco Licinio Craso, #Cneo Pompeyo Magno, #Guerras Serviles, #Guerras Civiles, #Antigua Roma

De cómo nace un imperio (V) "Espartaco, Craso y Pompeyo Magno"

Habíamos dejado en la entrada anterior a Espartaco, cruzando los montes Apeninos, con un ejercito enorme, partiendo la pana, marchando hacia el norte con la intención de cruzar los Alpes y pirarse de una vez por todas. Antes de eso, habíamos hablado de como su lugarteniente (o igual al mando, eso nunca ha estado muy claro) Crixo, se había ido por libre y había intentado someter a los romanos pero se puso a celebrar antes de tiempo, se emborrachó junto con sus 20 mil hombres y justo en medio del pedo les cayeron los romanos y los masacraron a todos (un Oktoberfest que salió de pena).

El caso es que no se sabe muy bien qué fue lo que pasó. La salida de la península estaba ahí mismo, la promesa de libertad, la puerta de escape, la oportunidad de una vida propia... Espartaco y los suyos se dieron la vuelta. Algunos dicen que quería vengar la muerte de Crixo, otros que simplemente había perdido completamente el debate interno de si debían escapar o someter a Roma. Es en este momento que aparece un hombre al que hay que prestar atención, ya que se hará importante: Marco Licinio Craso.

Craso (su busto) y Craso (el de la tele).Craso (su busto) y Craso (el de la tele).

Craso (su busto) y Craso (el de la tele).

Craso había destacado en la Batalla de la Puerta Colina (si no recuerdan... en serio, lean). Y ahora ocupaba el cargo de pretor; es decir, que las cosas le iban bien, y como le iban tan bien, el senado que no podía ver contento a nadie, le envió a someter la rebelión. Craso, pues humildemente acepto su misión intentando encerrar a los rebeldes en el Piceno, contra el Adriático, en lo que hoy son los Abruzzos. Pero uno de sus comandantes desobedece órdenes y termina cargando contra el ejercito enemigo. Obviamente, perdieron y salieron corriendo como nenazas. Esto cabreó tanto al pretor que ejecutó a uno de cada diez de los soldados que habían huido; dejando que sus compañeros los mataran a golpes. Apiano dice que este castigo pudo haberse aplicado a cerca de 4000 hombres. Eso sí. Nadie nunca más volvió a desobedecer sus órdenes.

Y es que Craso iba en serio. Espartaco intentó de nuevo avanzar al norte, pero la suerte ya había empezado a cambiar de bando. Su ejercito fue perseguido hasta el estrecho de Messina, en dónde habían hecho un trato con piratas para poder pasar a la isla de Sicilia, con la intención de hacerla un bastión anti Roma. El caso es que Craso había ya sobornado a los piratas (este es que era como si les leyera la mente) y estos le dieron plantón a los rebeldes. Para este entonces, el ejercito del pretor había construido una muralla de sesenta y pico de kilómetros para encerrar a los ex-esclavos en el extremo sur-occidental de la península. Después de varios intentos, lograron engañar a los romanos poniendo antorchas en la cornamenta de miles de bueyes y lanzándolos contra las murallas. Los romanos se agruparon en esa sección del muro dejando las otras desprotegidas, y así fue como se colaron los hombres de Espartaco y consiguieron escapar, refugiándose por la zona de la actual Calabria.

Estrecho de Messina desde el espacio.

Estrecho de Messina desde el espacio.

Completamente asediados y sin suministros, los ex-esclavos lo estaban viendo todo muy negro. Pero aun les caería más. Pues después de haber derrotado a Sentorio (una rebelión que había ocurrido en la península ibérica) y de haber retomado Hispania, volvía a casa el más grande, el más guapo, el más machote de todos los generales romanos desde Mario. Su nombre era Cneo Pompeyo Magno (magno viene de grande y no entraré en detalles). Otro de esos nombres que hay que recordar, ya que a partir de este momento la República Romana es como si implosionara y este, al igual que Craso tendrán mucho que ver con ello.

Pues Pompeyo venía y a Craso le entró prisa por acabar con la rebelión de los esclavos. Ya que si no lo hacía, le quitarían el crédito de la victoria. Y para un general romano eso era como si a uno se le cae el 3G del móvil o se queda sin Internet en casa. Así que pidió a los dioses que le ayudaran con ello y parece que le escucharon, pues hubo nuevas distensiones entre los hombres de Espartaco y terminaron marchándose unos 30 mil más, que intentaron romper el cerco y fueron exterminados por las legiones del pretor. Ahora sí que el tracio lo tenía complicado. Aunque le quedaban cerca de 80 mil hombres, su ejercito era inexperto y en extremo indisciplinado. Intentó llegar a Brindisium, para ver si conseguían huir a Grecia pero esto fue otro proyecto fallido. Al final, tuvo que enfrentarse a Craso en la Batalla del río Silario en dónde él mismo parece que perdió la vida, aunque nunca se encontró su cadáver.

La mayor parte del ejercito rebelde fue aniquilado, los supervivientes o se hicieron piratas o fueron perseguidos y ejecutados. Cinco mil de ellos fueron crucificados en la vía Apia como ejemplo. Pompeyo se cargó a los últimos que quedaron en suelo italiano, declarando que él había eliminado la rebelión de raíz mientras que Craso había simplemente vencido a los esclavos. Así que compartieron el triunfo.

Con la derrota y muerte de Espartaco y sus rebeldes se acababa el sueño de muchos de recuperar o encontrar algo que habían perdido o que nunca habían tenido. Con la derrota de los ex-esclavos, se perdía la única guerra que casi fue justa. Justa por lo que inicialmente buscaban; el fin de la opresión, la búsqueda de la libertad y la dignidad del ser humano. Por el derecho a esto, a existir y contar para algo. Después, continuarían los conflictos entre los romanos. Pero por hoy, ya no me da la gana seguir...

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts