Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Hurgando en la historia

Hurgando en la historia

Relatos, historias, mitos, leyendas... Todo esto forma parte de quiénes somos y por qué somos lo que somos.


El sitio de Cartagena, 1741 "Sobre las defensas de la ciudad"

Publicado por Carlos A. Campuzano activado 20 Enero 2015, 12:19pm

Etiquetas: #Cartagena de Indias, #Imperio Español, #San Felipe de Barajas, #Imperio Británico, #Guerra del Asiento

Cartagena de Indias
Cartagena de Indias

La bahía de Cartagena de Indias siempre ha sido el puerto más seguro de lo que es actualmente la costa del norte colombiano. La ciudad fue una de las plazas más importantes de las que disponía el Imperio Español para ejercer su control sobre el mar Caribe y por ende, el control del comercio de las Américas con la metrópoli europea, vital para el sostenimiento de la misma corona.

La valiosa posición estratégica de este puerto se debía a las dos islas que cierran su bahía, lo que constituía una defensa natural, sólo permitiendo la entrada a ésta por dos estrechos canales fácilmente defendibles: el primero de ellos era Boca Grande, que a raíz de un naufragio en 1640 quedó inutilizado ya que los restos se convirtieron en un arrecife. Así que a partir de entonces la única ruta de acceso a la bahía era el segundo canal más estrecho aún; el de Boca Chica. La anchura de este canal no supera los 1800 metros pero se reduce al encontrarse obstaculizado por dos islas más... Vamos, que entrar ahí es un follón y no puedo creer la cantidad de datos técnicos que he soltado en un momentito. Pero para que se vea más o menos, me he currado este mapa con un poco de Photoshop y mis amplios conocimientos en animación 3D y tal...

Mentira, lo he mangado de internet, pero no me lo tengan en cuenta... Es más, no lo miren detenidamente aun, que hay spoilers!

Mentira, lo he mangado de internet, pero no me lo tengan en cuenta... Es más, no lo miren detenidamente aun, que hay spoilers!

Basta decir que había que saber lo que se hacía para poder entrar en la bahía ya que había zonas de poca profundidad y todo eso que nosotros, la gente que no tenemos ni idea de barcos y esas cosas no entendemos por más que hayamos visto Piratas del Caribe, Master and Comander o la serie (esta serie mola un montón) Black Sails (y sólo por esto Michael Bay me debe pasta).

Ahora, al ver aquel mapa ustedes pensarán (seguro que se lo han preguntado, jajaja) al igual que yo, que sí, la bahía esta super protegida pero ¡la ciudad está ahí a huevo! Pero no chavales, en medio de la urbe estaba el pedazo de castillo de San Felipe de Barajas para empezar, que daba mucha caña. La ciudad estaba rodeada por una muy eficiente maraña de ciénagas, arrecifes, islas pequeñitas combinadas con la poca profundidad de sus aguas (que obligaba a los buques a fondear lejos de la costa) y un sistema de fuertes y murallas; todo esto hacía de Cartagena una ciudad prácticamente inexpugnable. Vamos, que había que tener muchas ganitas de quedarse con esta ciudad para tener los cojones de plantarle cara a toda esto sabiendo que se está en medio de una galería de tiro al blanco.

Plano de la ciudad per se... en la época que nos ocupa.

Plano de la ciudad per se... en la época que nos ocupa.

Pero no todo era la leche en este sistema defensivo. Pues también tenía sus problemas. Primero y más importante de todos, nunca hubo una guarnición lo suficientemente grande para poder ocupar todas las fortificaciones que se construyeron alrededor de la ciudad y su bahía, a pesar de lo que deseaban los sufridos ciudadanos que se tuvieron que pagar todo este tinglado casi solitos ante la falta de ayudas estatales (no sé de que me suena esto... pero como anécdota diré -sé que me la estoy jugando- que en España ya reinaban los Borbones). Y segundo; estas defensas estaban pensadas especialmente contra ataques provenientes del exterior, del mar. Y eran mucho menos efectivas si los atacantes se decidían a atacar desde el interior. Así que a pesar de todo esto, Cartagena fue víctima de varios saqueos perpetrados a lo largo de su historia por varios piratas y corsarios como Baal, Cote, Hawkins y el famoso Francis Drake; como también el asedio de los franceses a las ordenes del Barón de Pointis. Todos estos eventos de consecuencias devastadoras para la ciudad.

A raíz de esto, como se entenderá, los cartageneros estaban hasta las narices de tonterías para cuando empezó la Guerra de la Oreja de Jenkins (o la Guerra del Asiento como se le llamó oficialmente). Pero ya hablaremos de cómo se desenvolvieron los acontecimientos más adelante.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts